La Economía Social es una forma de vida, es una forma de entender el mundo de los negocios.

La Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social la configura como el conjunto de actividades económicas y empresariales que en el ámbito privado llevan a cabo aquellas entidades que, persiguiendo el interés general económico o social, o ambos, actúan de conformidad con los siguientes principios:

  • Primacía de las personas y del fin social sobre el capital, que se concreta en gestión autónoma y transparente, democrática y participativa: lo que lleva a priorizar la toma de decisiones más en función de las personas y sus aportaciones de trabajo y servicios prestados a la entidad o en función del fin social, que en relación a sus aportaciones al capital social.
  • Aplicación de los resultados obtenidos de la actividad económica, principalmente en función del trabajo aportado y servicio o actividad realizada por las socias y los socios o por sus miembros y, en su caso, al fin social objeto de la entidad.
  • Promoción de la solidaridad interna y con la sociedad que favorezca el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la cohesión social, la inserción de personas en riesgo de exclusión social, la generación de empleo estable y de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la sostenibilidad.
  • Independencia respecto a los poderes públicos.

Si bien cualquier organización puede secundar los valores de la Economía Social, la Ley establece un listado de entidades que son las que forman parte de la misma:

  • Las cooperativas
  • Las sociedades laborales
  • Las mutualidades
  • Los centros especiales de empleo
  • Las empresas de inserción
  • Las cofradías de pescadores
  • Las asociaciones
  • Las fundaciones
  • Las sociedades agrarias de transformación
  • Cualquier entidad cuyas reglas de funcionamiento responda a los principios anteriormente citados y se incluya en el catálogo de entidades de economía social

Una empresa basada en principios de Economía Social es un claro ejemplo de cómo la eficiencia empresarial puede coexistir con la responsabilidad social. 

Apuesta por la Economía Social, es un valor seguro.

Colaboran Financia

Universidad de Murcia Cátedra de Economía Social Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa de Atención Integral y Empleabilidad de los estudiantes Universitarios